JUEGOS CROMÁTICOS I

1.600,00

En esta obra, plasmé una dualidad cromática , donde la calidez y la frescura coexisten, . La mujer, centro de esta pieza, emerge con una corona de rosas etéreas, simbolizando pureza y la naturaleza efímera de la vida. La imagen esta dividida por un eje imaginario donde cada mitad es exactamente simétrica a la otra. Cada pincelada lleva mi pasión por capturar ese instante sublime donde lo figurativo y lo surreal se unen.